Asaltan a 36 personas en Guayaquil

La ‘colaboración’ de una adolescente involucrada en un asalto y la intuición de un policía que se dejó llevar por la ‘actitud sospechosa’ de los ocupantes de un vehículo, permitieron a la Policía Nacional anotarse puntos contra la delincuencia.

Un total de diez personas, entre ellas dos menores de edad, una supuesta embarazada, un gendarme en servicio activo y un exvigilante de Tránsito, presuntos integrantes de dos bandas dedicadas al asalto y tráfico de drogas, fueron apresados entre la noche del miércoles y la mañana de ayer.

asaltan a varias personas en Guayaquil
Asaltan a 36 personas en Guayaquil

Seis de ellos fueron detenidos tras el allanamiento a seis viviendas ubicadas en el suroeste de Guayaquil, durante un despliegue policial que duró cinco horas. Esto, luego de la aprehensión de una muchacha de 17 años, que participó en el asalto a la parrillada-restaurante La Costilla de Portete, ubicada en la ciudadela Sauces 1, frente al centro comercial Garzocentro 2000.

En apenas dos minutos, 36 personas, entre ellas 10 estudiantes recién graduados de la Facultad de Comunicación Social (Facso) de la Universidad de Guayaquil, fueron asaltadas por dos mujeres (menores de edad) y un hombre de tez negra. Con una pistola despojaron de sus carteras y teléfonos celulares a los clientes, a las 23:40 del miércoles.

La decidida acción del periodista Christian Delgado y otros perjudicados permitieron detener a la menor. “Salieron corriendo, pero una de las ladronas no logró subirse al auto y la atrapamos”, dijo el recién graduado al mostrar indignación por la violencia con que actuaron los delincuentes.

“Una de las adolescentes detenidas le dijo al individuo que portaba el arma ‘¡Mátala… mátala!’… solo porque mi mamá no quería soltar su cartera donde guardaba dos celulares, dinero y documentos”.

El populacho golpeó a la mujer y la entregó a una patrulla policial, que la trasladó hasta la Policía Judicial del Guayas. Allí, los investigadores lograron que la aislada diera información sobre el paradero de sus cómplices. Fue entonces cuando a las siete de la mañana de ayer, el fiscal Víctor León coordinó con agentes de la Unidad de Delitos Mayores, y grupos élites de la policía, un operativo para allanar varias viviendas. La primera incursión fue en las calles 35 y Camilo Destruge, donde se capturó a otra menor.

Media hora después, la policía detuvo al exvigilante Wilson William Domínguez Jiménez, en las calles 40 y Portete, donde además estaba el vehículo Lada en que se movilizaban los asaltantes. Según los perjudicados, el exuniformado era quien conducía el carro.

A las 09:00, en las calles 30 y García Goyena, los agentes de la PJ capturaron a Christian Gerardo Tenorio Rosero, identificado por las víctimas como el que apuntó a los clientes. El sujeto negó su participación en el robo, pero aceptó conocer a una de las menores.

Con la información de los cuatro sospechosos, entre las 09:30 y 11:00, las autoridades allanaron otros tres inmuebles en las calles 30 y Argentina y 37 y Portete. Capturaron a Rosana Tomalá Tapia (quien presuntamente vende celulares robados), a Víctor Concha Fernández (campanero) y a Joe Macías Rodríguez. Este tenía en su poder el arma de fuego supuestamente utilizada en el asalto.

Droga en carro oficial

En el cantón Daule, integrantes del nuevo grupo Escuadrón de Carreteras de la Policía Nacional detuvieron la noche del miércoles a un policía activo y a otras dos personas, presuntamente implicadas en asaltos y tráfico de drogas.

La aprehensión se produjo a las 20:30, durante un control de vías, en el redondel del cantón Nobol en la Perimetral. A uno de los efectivos le llamó la atención la “actitud sospechosa”, con que circulaba una camioneta Chevrolet Dimax blanca, de placa GXI-596, perteneciente a la Dirección Provincial de Educación del Guayas (DPEG).

A la altura de puente Lucía, la policía logró que los ocupantes detengan la marcha, identificándose Édgar Mario Paredes Anastasio como conductor y empleado de dicha institución.

Junto con él viajaban Marcos Antonio Mocha Salazar y el cabo segundo José Lucio Fernández Cepeda, quien brinda seguridad a la DPEG.

Tras realizar un registro del carro, los uniformados encontraron 178 paquetes con base de cocaína, la pistola de dotación del uniformado (un revólver niquelado calibre 38), dos pasamontañas, chalecos antibalas con el logotipo de Antinarcóticos, entre otras cosas.

El teniente coronel Víctor Salazar, jefe del Comando Daule, manifestó que Fernández presta servicio en la institución policial desde hace 9 años, pero que registra un antecedente penal por robo, en julio de 2000, en la provincia de Chimborazo. Añadió que los detenidos estarían implicados en otros robos, ocurridos en varios cantones del norte de Guayas.

El juez de la localidad dispuso el traslado de los detenidos a la Jefatura Antinarcóticos, en Guayaquil. Un adolescente fue detenido por interferir en la labor policial.

Deja un comentario