Artículo 1 de la Constitución del Ecuador

El artículo 1 de la Constitución del Ecuador se refiere a los elementos constitutivos del Estado y trata sobre principios fundamentales.

El artículo primero de la Constitución dice lo siguiente:

Artículo 1.- El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social,
democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico.
Se organiza en forma de república y se gobierna de manera descentralizada.

La soberanía radica en el pueblo, cuya voluntad es el fundamento de la
autoridad, y se ejerce a través de los órganos del poder público y de las formas de
participación directa previstas en la Constitución.

Los recursos naturales no renovables del territorio del Estado pertenecen a su
patrimonio inalienable, irrenunciable e imprescriptible.

constitución-del-ecuador
Artículo 1 de la Constitución del Ecuador

¿Qué quiere decir el artículo 1 de la Constitución?

Esta artículo señala que la Constitución es la ley fundamental del Estado ecuatoriano, basado en los derechos y la justicia social equitativa para todos los ciudadanos.

Democrático, es decir que sus autoridades se eligen libremente mediante elecciones periódicas y directas. Todos sus ciudadanos tienen el derecho de elegir y ser elegidos.

Soberano e independiente. La soberanía es un atributo esencial del Estado, la capacidad de auto-determinarse, organizarse y crear un ordenamiento jurídico propio. El poder radica en el pueblo.

El Estado unitario es una forma de Estado donde el poder existe en un solo centro de autoridad que se extiende a todo el territorio mediante autoridades locales, delegadas por el poder central o electas por sufragio directo y universal.

Un Estado unitario es lo opuesto a un Estado federal.

Interculturalidad y plurinacionalidad

La plurinacionalidad reconoce y describe la realidad del país en la cual distintas nacionalidades indígenas conviven junto a pueblos afroecuatorianos, blancos y mestizos.

La interculturalidad es un proyecto necesario en la transformación del Estado y la sociedad, rompiendo el marco uni-nacional para construir lo pluri-nacional, no como división sino como una estructura más adecuada para unificar e integrar el Estado.

Finalmente, el Estado laico es aquel que es neutral en materia de religión por lo que no ejerce apoyo ni oposición explícita o implícita a ninguna organización religiosa.

Deja un comentario