Yunda podría terminar como Correa

Aunque haya salido hoy a decir en Ecuavisa que no pone las manos al fuego siquiera por sus parientes más cercanos, lo cierto es que Jorge Yunda podría terminar carbonizado por los chats encontrados en el teléfono de su hijo Sebastián. El alcalde perfectamente podría ir a un proceso penal por delincuencia organizada similar al caso Sobornos, en el que el ex presidente Rafael Correa y sus colaboradores más cercanos terminaron condenados a ocho años de prisión.

El problemón en el que está metido el alcalde Yunda no se va a solucionar con lavarse las manos por lo hecho por su hijo, ni asegurando que él prohibió a sus funcionarios recibir llamadas de sus «parientes, amigos y compadres». En realidad, todo lo que está en el teléfono incautado a su hijo por la Fiscalía y que fue publicado por 4P., podría configuran un caso de delincuencia organizada en el que él aparecería como cabecilla. Tal cual como le ocurrió a Correa. Por una razón: sin su aquiescencia, conocimiento y poder suyo, Sebastián Yunda no hubiera podido convertir al Municipio en un centro operativo para hacer negocios.

Del contenido de los chats se desprende que su hijo cobraba comisiones, regalos y recibía depósitos de los empresarios a los que ayudaba para que se conecten con la administración municipal. Entre esas comisiones consta una de la constructora Geinco, muy cercana a su papá, por algo más de 30 mil dólares, así como otros depósitos de empresas chinas. Sebastián Yunda, prácticamente desde que su papá asumió el cargo, pedía a su secretaria y a otras funcionarias de la administración que atienda a empresarios interesados en vender cámaras de seguridad, bicicletas para el sistema de transporte público, terrenos municipales para hacer hoteles y aplicaciones para taxis, entre otros. Además, se apalancaba en ciertos empleados municipales para recomendar cargos, preguntar por el perfil de algún alto funcionario a ver si por ahí podía hacer negocios y hasta conseguir que sus amigos y socios se hicieran pruebas Covid compradas por el Municipio.

rafael-correa-jorge-yunda-corruptos
Artículo de Martín Pallares: “Yunda podría terminar como Correa”

El caso de Sebastián Yunda, según agentes fiscales encargados de la investigación, se parece mucho al caso Sobornos. Allí, como en este caso, los funcionarios allegados al jefe construyeron una organización criminal para cometer actos ilegales. «Mi papá ya aprobó» o «mi papá está de acuerdo», son frases que se ven en los chats de Sebastián Yunda, cuando pedía citas o contratos para sus amigos. Además, es lógico pensar que los empresarios citados se conchababan con Sebastián Yunda porque sabían que detrás suyo estaba el poder de su papá dentro del Municipio.

En los diálogos encontrados en su teléfono hay indicios de delitos que, en conjunto, configuran un caso de delincuencia organizada: peculado, cohecho, concusión, lavado de activos y tráfico de influencias. Eso deja sin piso político a Yunda. Precisamente hoy, el concejal Eduardo del Pozo le envió a una carta en la que le pide que encargue la Alcaldía hasta que se ventile su caso porque «es inaceptable que el nombre del ilustre Municipio de Quito, se vea manchado por actos de corrupción como tráfico de influencias, cohecho, peculado, concusión, asociación ilícita y otros presuntos delitos en los cuales usted, familiares suyos, y, miembros de su administración aparentemente están inmersos».

La concejal Luz Elena Coloma también envió una carta en ese sentido. «Lo revelado ayer supera cualquier límite aceptable. Quito no merece esto. Usted debe renunciar por el bien de la nuestra ciudad», le dice Coloma en su carta. El concejal Bernardo Abad hizo un pedido similar en un mensaje de Twitter.

Luego de que estalló el escándalo Jorge Yunda parece estar en una total soledad política. Ni sus colaboradores ni sus partidarios ni el aparato de comunicación que, normalmente ponen la cara por él y en el que están los periodistas que trabajan en las radios de su propiedad, han salido a defenderlo como en otras ocasiones.

Tampoco se han pronunciado los cuadros del correísmo que lo defendieron cuando estalló el escándalo de las pruebas chimbas para el Covid, entre ellos el ex presidente Rafael Correa que ya se había solidarizado con Yunda en sus cuentas de redes sociales.

4P. supo que dentro de la administración municipal existe un enorme desconcierto; al punto de que se evoca que Yunda podría renunciar y entregar el cargo un concejal correísta. Es un hecho, sostienen las fuentes, que el martes durante la sesión del Concejo se pedirá la renuncia del Alcalde.

¿Intuye Yunda que el tema del teléfono de su hijo podría involucrarlo como el cabecilla de una estructura de delincuencia criminal? En Ecuavisa se deslindó de lo que digan o hayan hecho sus parientes, amigos o funcionarios. Además pretendió defenderse con argumentos pueriles. Según dijo, está analizando el tema dentro de su familia y dijo que sabe que aquellas cosas que están en el teléfono de su hijo no son ciertas. Pero, como si no fuera con él, dijo que, «si hay funcionarios que han participado serán separados”.

Autor: Martín Pallares

Fuente: 4 Pelagatos

Deja un comentario