¡Te cedo el carnet de discapacidad!

Gabriela Cueva, madre de un niño con discapacidad, escribió un conmovedor mensaje acerca de los últimos acontecimientos relacionados con la emisión irregular de carnets de discapacidad a jóvenes ’empresarios’, asambleístas, jueces y hasta futbolistas profesionales, quienes obtuvieron beneficios valiéndose de una cuestionable discapacidad física. A continuación el texto:

“Cedo carnet de discapacidad de mi hijo!!! Una ganga!! Tiene 95% de discapacidad así que viene con buenos “beneficios” como la importación de un vehículo, reducción en costo de servicios básicos y de impuestos, reducción de pasajes, entradas a conciertos y al cine!!! Pero eso sí, viene con ciertos elementos no negociables de uso diario y permanente:

Una silla de ruedas con arnés. Mi hijo no puede caminar. Pero si me cedes tus piernas que funcionan perfectamente te las recibo encantada!

Una silla postural de piso. Para que se pueda sentar a jugar, tiene arnés para sujetar su cuerpo sin tono. Pero si me cedes el perfecto tono y fuerza de tus músculos te los recibo encantada!

carnets discapacidad ecuador
Gabriela Cueva: “te cedo el carnet de discapacidad”

Una silla para bañarse. Para poder quedarse quieto mientras alguien más lo baña. Pero si me cedes tu independencia para realizar tareas básicas, te la recibo encantada!

Una plancha de desplazamiento. Para acostarse boca arriba a nivel de piso e impulsarse con las piernas para sentir algo de movimiento. Pero si me cedes tu capacidad motora perfectamente funcional te la recibo encantada!

Un concentrador de oxígeno. Porque cuando tiene crisis convulsivas entra en paro respiratorio y luego necesita oxígeno por días. Pero si me cedes tus pulmones sanos y libres de neumonía te los recibo encantada!

Sondas y jeringas de alimentación. Para su gastrostomía ya que toda su comida llega por sonda directo al estómago. Pero si me cedes tu capacidad para comer y tragar sin aspirar te la recibo encantada!

Pañales. Para su incontinencia, los usa 24/7 porque, te dije que tampoco habla para avisar? Pero si me das tu capacidad de control de esfínteres, te lo recibo encantada!

Monitor permanente de signos vitales. Sobretodo para uso en la noche por si deja de respirar. Pero si me cedes tus funciones vitales sanas, te las recibo encantada!

Elementos ortopédicos y de terapia. Porque si es terapia de deglución, de lenguaje, física, visual, cognitiva, ocupacional, las hemos hecho todas. Si me cedes tu capacidad de no necesitar terapia alguna, te la recibo encantada!

Sin embargo, hay cosas que no están incluidas en el paquete:

No te incluyo su corazón que vale oro y que es incapaz de pensar qué hay gente que se aprovecharía de usar un carnet de discapacidad por sus “beneficios”.

No te incluyo su alegría, porque a pesar de la adversidad encuentra razones para ser feliz en las cosas más pequeñas.

No te incluyo su valentía, para enfrentar tanto reto, tanto médico, tanto tratamiento, tanta cirugía, tanto dolor, y hacerlo como el más fuerte de los superhéroes.

Y su risa? No te la incluyo, es infecciosa y es mía, eso no es negociable!

Es una ganga la que te ofrezco! Créeme que te cedería su carnet sin pensarlo, daría lo que fuera por no necesitarlo, por nunca tener que usarlo, porque mis cuentas médicas sean racionales, y porque nuestra vida sea un poco menos complicada.

Porque mientras tú quieres comprar un auto de lujo, yo en cambio, daría todo por parquearme lejos, muy lejos de la puerta del cine y entrar caminando de la mano de mi hijo, y por supuesto pagar todo el precio de la entrada!”

¡Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias!

Deja un comentario