Rafael Correa llega a la Antártida

Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Ecuador, Rafael Correa, visitaron en la Antártida las bases compartidas por ambos países en ese territorio, según un comunicado oficial.

Rafael Correa en la Antartida
Rafael Correa viajó a la Antartida

«Este viaje simboliza nuestro compromiso como país con un continente antártico dedicado a la paz, a la protección y conservación de la naturaleza y al futuro», dijo Piñera al bajar del avión junto a Correa en la base chilena residente Eduardo Frei Montalva, en Isla Rey Jorge.

Los mandatarios y sus comitivas llegaron hasta la Antártida en un Boeing 737 de la Fuerza Aérea de Chile. Los mandatarios habían intentado realizar el mismo viaje en noviembre pero las malas condiciones climáticas se los impidió.

Piñera agregó que el territorio antártico es «el continente del futuro y tenemos que cuidarlo».

Luego ambos mandatarios y algunos de sus ministros se trasladaron a la Base Pedro Vicente Maldonado, estación científica que Ecuador mantiene en Isla Greenwich, en las Shetland del Sur.

El viaje del presidente Correa a la Antártida es el primero que realiza un mandatario ecuatoriano a ese territorio polar.

Los mandatarios arribaron pasadas las 12:00 a la capital regional de Magallanes, a 2 244 kilómetros al sur de Santiago, donde Piñera sostuvo una breve reunión con dirigentes políticos y sociales.

Ese fue el primer encuentro de Piñera con representantes de la comunidad magallánica tras las protestas de principios de enero contra la decisión de una empresa estatal de elevar un 16,8% el precio del gas, y que finalizaron tras acordarse un incremento de solo el 3%.

La Antártida «debe ser conservada como un territorio de paz, de hermandad, de cooperación internacional, de desarrollo de ciencia y tecnologÍa para el beneficio de la humanidad entera», dijo Correa.

El mandatario ecuatoriano se trasladó después junto a Piñera a la ciudad sureña de Valdivia, a 800 kilómetros al sur de Santiago, y de allÍ al cercano Lago Ranco, donde se ubica la residencia de veraneo del presidente chileno.

Ambos, acompañados de sus cancilleres, el chileno Alfredo Moreno y el ecuatoriano Ricardo Patiño, montaron a caballo por los alrededores de la residencia, cenaron en un restaurante próximo y pernoctaron en la casa de Piñera.

Las delegaciones de ambos países salieron desde Valdivia con dirección a Punta Arenas con el fin de reeditar el viaje que los titulares de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, y el ahora ex ministro chileno Jaime Ravinet, realizaron a la Antártida el 6 de enero.

Antes de su viaje a Chile el presidente ecuatoriano había destacado la mejora en equipos de seguridad para la frontera norte que ha conseguido en su administración y adelantó que en abril próximo llegarán aviones supersónicos de Sudáfrica.

Correa indicó que el bombardeo militar colombiano, en 2008, a la zona amazónica de Angostura, donde la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían instalado un campamento, demostró que el país debía mejorar sus sistemas de seguridad.

«Cuando llegué al Gobierno había un helicóptero de transporte, ahora hay 15 ó 16, además de los cinco que tiene la FAE (Fuerza Aérea Ecuatoriana) de rescate», dijo Correa. Asimismo indicó que «no habían aviones subsónicos, eran de 30, 40 años, hoy tenemos ya 18 Súper Tucanos de última tecnología, los mismos con que nos bombardeó Colombia».

«Ya están los radares funcionando en la frontera norte; ya tenemos 13, 14 destacamentos con todas las comunidades, con todas las facilidades en frontera norte. Ya nos vienen en abril la nueva flota supersónica comprada de segunda mano, de Sudáfrica», en la entrevista difundida por la Radio Pública. El jefe de Estado señaló que «han sido ingentes esfuerzos, recursos» para el equipamiento e insistió en que el caso de Angostura demostró que Ecuador no puede descuidar su defensa. (EFE-AFP)

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario