¿Rafael Correa leyó a Machiavelo?

Nicolo Macchiavello (Florencia, 1469-1527) fue un hombre de letras amigo de nobles ilustres como los Medicís, a cuyo heredero, Lorenzo el Magnífico va dedicado el controvertido y sumamente instruccional manual de gobierno ‘El Príncipe’ (1513). Este libro fue cuestionado por transgredir los límites de la ética, pero deja ver el real manejo de los asuntos de gobierno y las soluciones que los políticos toman a menudo al no poder conciliar efectivamente con todos los grupos de poder y de opinión sobre un asunto.

El modelo de gobernante que propone Macchiavelo es un arquetipo de hombre estudioso de la psicología de los funcionarios de su entorno, su pueblo y los jefes de Estado con los que tiene trato directo. La versión de este libro tiene comentarios de Napoleón Bonaparte, quien se pone como destinatario de este tratado en un cotejo de su biografía y proezas bélicas y de estadista con la de los grandes hombres que cita Macchiavello como Julio César, Alejandro Borgia, Francisco Sforza , etc.

POSTULADOS MAQUIAVELICOS

“…los que llegan a ser príncipe por la fortuna, les resulta fácil ascender, pero muy difícil mantenerse en el poder…”

“…haga, pues, el príncipe lo necesario para vencer y mantener el estado, y los medios que utilice siempre serán considerados honrados y serán alabados por todos…”

“…las minorías no tienen sitio cuando la mayoría tiene donde apoyarse…”

“…si bien el príncipe debe persuadir al pueblo, convencerlo, también debe emplear la fuerza, porque cuando ya no le crean se le puede hacer creer por la fuerza…” 

 “…quien engañe, encontrara siempre quien se deje engañar, todos verán lo que aparenta y pocos lo que es, y estos pocos no se atreverán a ponerse en contra de la mayoría…”

“Los hombres son tan simples, y se sujetan en tanto grado a la necesidad, que el que engaña con arte halla siempre gentes que se dejan engañar”

“A los hombres se les ha de consentir o acabar, pues se vengan de ofensas ligeras ya que de las graves no pueden; es decir, si se decide aplastarlos, debe ser tan fuerte que no haya miedo a una venganza.”

“ Se puede hacer un buen o mal uso de la crueldad. Positiva será cuando se aplique de una sola vez y de golpe, asegurándose de que ya no se intente ninguna sublevación sobre él. Pero será mal utilizada cuando vaya aumentando poco a poco.”

 “Las injusticias se deben hacer todas a la vez, para que hagan menos daño y no tengan ocasión de venganza, mientras que los favores se deben hacer poco a poco con el objetivo de que se aprecien mejor.” 

“Se puede decir de los hombres lo siguiente: son ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro, están ávidos de ganancia; y mientras les haces favores son todo tuyos, te ofrecen la sangre, los bienes, la vida y los hijos cuando la necesidad está lejos; pero cuando ésta se te viene encima vuelven la cara.”

«No puede un señor prudente – ni debe –guardar fidelidad a su palabra, pues cuando tal fidelidad se vuelve encontra suya, desaparecen los motivos que determinaron su promesa».
“Cada uno ve lo que aparentas, pero pocos palpan lo que eres.”

“ Se adquiere prestigio cuando se es un verdadero amigo o un verdadero enemigo, es decir cuando se pone resueltamente a favor de alguien o contra algún otro. Esta forma de actuar es siempre más útil que permanecer neutral.”

El Príncipe debe mantener un balance entre ser amado y ser temido



“El príncipe debe hacerse temer de manera que si le es imposible ganarse el amor del pueblo consiga evitar el odio, porque puede combinarse perfectamente el ser temido y el no ser odiado… los hombres olvidan con mayor rapidez la muerte de su padre que la pérdida de su patrimonio, por ser materialistas  por naturaleza.”

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario