Muere un voluntario de la vacuna de Oxford y AstraZeneca

La autoridad de salud de Brasil –ANVISA– informó este miércoles 21 de octubre que ha muerto un voluntario en una prueba clínica de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y añadió que había recibido los datos de una investigación del tema.

Por separado, la Universidad Federal de San Pablo -que ayuda a coordinar los ensayos de Fase 3 en Brasil- afirmó que el voluntario era brasileño. Se trata de un médico de 28 años de la ciudad de Río de Janeiro, que formaba parte del contingente brasileño de voluntarios en el desarrollo de la vacuna producida, localmente, por el instituto Fiocruz, del gobierno federal.

ANVISA dijo que las pruebas en Brasil seguirán pese a la muerte del voluntario.

Muere voluntario de la vacuna de Oxford y AstraZeneca

“En relación al fallecimiento del voluntario del test de la vacuna de Oxford, ANVISA fue formalmente informada de ese hecho el 19 de octubre de 2020”, informó el órgano regulador estatal brasileño.

El periódico brasileño O Globo informó que al voluntario se le había dado un placebo y no la vacuna del ensayo, citando fuentes no identificadas.

ANVISA, en tanto, no dio más detalles de la muerte del voluntario por la confidencialidad médica de los involucrados en las pruebas. AstraZeneca no quiso hacer comentarios inmediatamente.

El ensayo global de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, considerado uno de los más prometedores, enfrentó otros reveses. La última etapa del ensayo se suspendió a principios de septiembre después de que un participante del ensayo en el Reino Unido informara sobre un caso de mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta la médula espinal y que a menudo se desencadena por infecciones virales. Luego The New York Times, informó de otro caso sospechoso de mielitis transversa tras los ensayos.

Actualmente hay 18.000 personas que participan en los ensayos en todo el mundo y, según los expertos, es normal que algunos voluntarios muestren efectos adversos a una vacuna experimental.

Brasil tiene la segunda mayor cifra de muertes por COVID-19, con más de 154.000 decesos, solo por detrás de Estados Unidos. Los casos en el país sudamericano suman más de 5,2 millones, el tercer peor brote después de Estados Unidos y la India.

Tras la noticia de la muerte del voluntario, las acciones de AstraZeneca cambiaron de tendencia y caían un 1,7%.

Deja un comentario