José Serrano asegura que el Gobierno sabía que se darían altercados en las cárceles del país

El exministro del Interior durante el correísmo y actual asambleísta nacional, José Serrano, aseguró que el servicio de prisiones y otras instituciones públicas recibieron más de 40 alertas de que se iban a producir altercados en las cárceles de Ecuador.

“La Policía Nacional, el Ministerio de Gobierno y el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) recibieron más de 40 alertas del sistema de inteligencia de que estos hechos se iban a suceder”, aseguró en una audiencia celebrada hoy de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional.

Aclaró que uno de esos informes era del 22 de febrero, un día antes de que ocurrieran los amotinamientos y enfrentamientos que dejaron unos 80 muertos en cuatro centros penitenciarios del país.

Serrano asegura que esa información contenía “detalles específicos” acerca de los “centros penitenciarios en los que se iba a dar esta tragedia” y denunció que el Gobierno “no hizo absolutamente nada“.

jose-serrano-carceles-ecuador
José Serrano asegura que el Gobierno sabía de los altercados en las cárceles

El balance trágico de los enfrentamientos fue de unos 80 muertos y una veintena de presos heridos en las riñas, y hasta el miércoles por la noche la Policía y Fuerzas Armadas tuvieron que intervenir para frenar los amotinamientos y un intento de fuga el jueves en Guayaquil.

Los hechos ocurridos al interior de las prisiones fueron atribuidos por el presidente Lenín Moreno a la rivalidad entre dos bandas locales por el mercado de la delincuencia y el narcotráfico, los “Choneros” y los “Lagartos“.

Y el Gobierno cree que el asesinato del cabecilla de una de esa bandas, alias “Rasquiña“, en diciembre en la ciudad de Manta fue lo que propició el sangriento ajuste de cuentas.

Serrano reveló este viernes que Rasquiña fue liberado de prisión en junio de 2020, 12 años antes de cumplir toda su condena, en un acuerdo con las autoridades.

“Se llegó a un acuerdo con funcionarios del Gobierno para que este individuo, complotado con otros cabecillas, mantenga el orden, es decir, los delincuentes mantengan el orden y den información de bandas en el país“, afirmó.

Todo ello a “cambio de esa prelibertad, una sentencia de 20 años que se redujo a 8, menos de la mitad de la condena”.

“Esta es la acción de un Gobierno inoperante y corrupto que esta preocupado de poner vacunas (a los amigos, periodistas y familiares) y no de proteger a los ciudadanos ecuatorianos de las estructuras criminales que se han apoderado del país”, concluyó al acusar al Ejecutivo de “meter la cabeza en la tierra como el avestruz”.

Deja un comentario