Hemiciclo de La Rotonda en Guayaquil

El Hemiciclo de La Rotonda, también conocido como Monumento a Bolívar y San Martín es un monumento que recuerda un hito histórico de la ciudad de Guayaquil. Está ubicado en el Malecón 2000, a orillas el río Guayas, específicamente en la intersección de las avenidas Nueve de Octubre y Malecón Simón Bolívar en el centro urbano de la ciudad. La Rotonda fue inaugurada en el año 1938.

El monumento fue creado para conmemorar la célebre “Entrevista de Guayaquil”, acontecimiento en el cual los libertadores Simón Bolívar (en representación de la Gran Colombia) y José de San Martín (por el Perú) tuvieron un encuentro en la ciudad el 26 de julio de 1822, con el objetivo de decidir el futuro de la Provincia Libre de Guayaquil y de la independencia sudamericana.

Monumento a Bolívar y San Martin
Hemiciclo de La Rotonda – Monumento de Bolívar y San Martín

El conjunto escultórico que perpetúa el histórico episodio que protagonizaron en nuestra ciudad los libertadores Simón Bolívar y José de San Martín el  26 de julio de 1822 se convirtió en otra de las  representativas estampas del paisaje urbano, como lo son la Columna a los Próceres Octubrinos del parque del Centenario, la Torre Morisca, el monumento ecuestre de Simón Bolívar, el monumento a José Joaquín de Olmedo, entre muchísimos otros que se ubican en distintos sectores de la ciudad.

El 25 de julio de 1937 arribó Homs y el 28  llegaron las estatuas en el vapor holandés Bos Koop.  Inmediatamente comenzaron los trabajos de colocación en mayo de 1938, con la novedad de que un grupo de bajorrelieves sobre las más célebres batallas de Bolívar y San Martín se guardaron. En cambio, el hemiciclo de columnatas de mármol y el entorno de los escudos de los países liberados por los generales pertenecen al escultor Juan Rovira, también de origen español.

Hay que resaltar que los jarrones del entorno de La Rotonda son de la autoría del escultor italiano Emilio Soro, de larga y fecunda actividad artística en tierra guayaquileña. El historiador José Antonio Gómez Iturralde, director del Archivo Histórico del Guayas, en su libro  Diario de Guayaquil  señala que inicialmente La Rotonda fue redonda y allí se pensó colocar la estatua del mariscal Antonio José de Sucre pero debido a  los automóviles la frágil estructura se deterioró y dio paso al hemiciclo y se eliminó definitivamente la vía de circunvalación.

Si el mismo sitio donde se levanta el Hemiciclo de La Rotonda fue el histórico escenario para el abrazo fraternal de los libertadores del colonialismo hispano a los pueblos de esta parte del continente americano, igualmente lo ha sido al paso de los años para  observar allí en meditada contemplación y alegría cívica al ciudadano común, a familias enteras, mandatarios, diplomáticos, turistas nacionales y extranjeros, reinas de belleza.

Además, ese monumento sigue acogiendo momentos trascendentales de la historia, pues sirve, asimismo, para representaciones artísticas y culturales, concentraciones patrióticas y políticas, entre otros certámenes de distinta índole.

2 comentarios en «Hemiciclo de La Rotonda en Guayaquil»

Deja un comentario