El coronavirus no se contagia por el aire, según la OMS

La transmisión del nuevo coronavirus que causa la Covid-19 se produce por el contacto con gotitas respiratorias procedentes de tos o estornudos de una persona infectada, concluye un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha evaluado la evidencia científica disponible hasta el momento.

El coronavirus SARS-CoV-2, según el informe, no se transmite por el aire. Eso significa que no nos podremos contagiar por respirar en la calle o ir a una tienda o supermercado, lo que sí se recomienda es mantener una distancia mínima de 1 a 2 metros con las demás personas.

covid-19 no se transmite por el aire
El coronavirus no se transmite por el aire, según la OMS

Por otro lado, estar a menos de un metro de distancia de una persona con síntomas respiratorios, como tos o estornudos, sí supone un riesgo de contagio. A esa distancia, estamos expuestos a las gotitas respiratorias con capacidad de transmitir la infección. Esas partículas se quedan en el aire suspendidas durante unos segundos después de que alguien tosa o estornude, por lo que una persona ubicada cerca durante ese breve periodo de tiempo se puede infectar.

También lo puede hacer si toca una superficie del entorno inmediato de la persona enferma sobre la que se hayan depositado alguna de esas partículas de mayor tamaño u objetos usados por personas con coronavirus. Debido a esto la principal medida preventiva para evitar el contagio de la Covid-19 es lavarse las manos luego de tocar una superficie en un espacio público. Lo más recomendables es lavarse las manos con agua y jabón periódicamente, antes de comer y luego de usar el baño.

La OMS pide prudencia a la hora de interpretar los resultados de algunos estudios publicados recientemente, que evaluaba la persistencia del coronavirus sobre superficies. Según varios estudios, el SARS-CoV-2 puede sobrevivir hasta tres días en superficies de plástico y acero inoxidable, y hasta 24 horas en cartón.

En lo que tiene que ver a la transmisión por el aire, especifica el informe de la OMS, ésta se refiere a partículas extremadamente pequeñas, de menos de 5 micrómetros de diámetro, que suelen resultar de la evaporación de gotas más grandes. Se denominan aerosoles y sí pueden estar en el aire suspendidas durante periodos más largo de tiempo, en función del calor y la humedad, y transmitirse a distancias mayores de un metro. No obstante, solo, señala la OMS, en circunstancias muy específicas como las que se dan en el entorno hospitalario, donde el personal sanitario tiene que realizar procedimientos, como intubar al paciente, cambiarlo de posición, realizarle nebulizaciones, desconectarlo de la ventilación, o hacerle una traqueotomía, se pueden generar esos aerosoles.

En otras circunstancias, es extremadamente poco probable que haya partículas virales flotando en el aire. Investigadores de Singapur tomaron muestras de aire en habitaciones de pacientes sintomáticos con Covid-19 y no encontraron ARN viral en el aire, tal como publicaron en el Journal of the American Medical Association. Es el mismo resultado obtenido al analizar 75.465 casos de Covid-19 en China, donde tampoco se ha reportado ninguno de transmisión por aire.

Por tanto y con el conocimiento hasta el momento disponible, la OMS continúa recomendando que solo aquellas personas en contacto directo con enfermos de Covid-19 tomen las precauciones necesarias para protegerse de las gotas respiratorias y de los aerosoles, como usar equipos de protección como mascarillas, gafas, guantes y batas.

Para el resto de población, la OMS recomienda:

  • Lavarse las manos
  • Mantener una distancia física de al menos un metro o dos
  • Evitar el contacto cercano y sin protección con personas con síntomas respiratorios o fiebre, y
  • Limpiar y desinfectar con lejía u otros productos desinfectantes superficies y objetos potencialmente contaminados.

Deja un comentario