Diego Oquendo Silva

Se han apagado los micrófonos de Radio Visión. Hace pocos días atrás se viralizó la noticia de que Diego Oquendo Silva se retira del periodismo y de ese espacio único de entrevistas, noticias y opinión que solíamos escuchar todas las mañanas.

Esta noticia ha causado conmoción y una serie de sentimientos encontrados en miles de oyentes que han apreciado la destacada labor de Diego Oquendo para orientar a la opinión pública, informar, ser crítico cuando así lo ameritaba y, no se diga, luchar por la defensa de la libertad de prensa y la democracia en el Ecuador.

Y es que Diego siempre ha estado ahí. Cada mañana. Y creo que, como muchos, asumimos que todavía nos iba a seguir acompañando. Su retiro produce el pesar de lo que representa la separación de alguien a quien se estima. Pero también la alegría y satisfacción de que su alejamiento de los micrófonos lo hace en un buen momento. Con la tranquilidad que se ha cumplido con un ciclo y una misión. No solo con profesionalidad sino con amor y pasión por el periodismo.

Su acuciosidad en el tratamiento de los diferentes temas. La revisión cada mañana de lo más destacado de toda la prensa nacional. La preparación previa de cada entrevista a partir de la formulación de preguntas claves. Eso y mucho más lo convirtieron en un referente del periodismo radial.

diego-oquendo-silva
Artículo de Sebastián Mantilla: “Diego Oquendo Silva”

Y es que se va uno de los mejores entrevistadores que ha tenido este país. Eso de hacer preguntas no es tan fácil. Diego tenía y tiene esa facilidad de hacer que el entrevistado no solo responda a temas puntuales. La entrevista se convertía en una conversación y diálogo donde el invitado podía expresar lo más profundo de sus pensamientos.

Son más de 50 años entregados a la actividad periodística. Radio Visión fue fundada en 1971. Ahora ha dicho que se dedicará a otra de sus pasiones: la escritura. La poesía que, como decía alguna vez, posee una suerte de magia que llega a lo más profundo de la sensibilidad humana.

Le deseo, como siempre, todo lo mejor. Le tendremos presente con mucho aprecio.

Autor: Sebastián Mantilla

Fuente: El Comercio

Deja un comentario