Carta abierta al presidente electo Guillermo Lasso

Estimado Guillermo:

Con la misma convicción democrática que nos llevó a personas de distintas visiones e ideologías a unirnos en favor de la opción democrática que usted personificó cuando se comprometió a sacarnos del pantano, no solo socioeconómico y sanitario, sino especialmente moral, en el que la organización mafiosa llamada correísmo nos estancó por más de 14 años, hoy nos vemos en la obligación de expresar nuestra profunda preocupación ante el pacto inminente de CREO (y su aliado PSC) con la bancada que representa a nuestros verdugos: UNES.

La experiencia y las consecuencias de soportar 14 años de correísmo en sus distintas formas, y las declaraciones de sus voceros sobre su intención de que se revisen los procesos judiciales de sus compañeros delincuentes, no dejan espacio a dudas ni ingenuidades por parte de la ciudadanía, menos aún por parte de nuestros representantes del Estado, por tanto consideramos inadmisible que CREO traicione a quienes votamos por usted, Guillermo, al pactar con los responsables de la mayor debacle y de la mayor corrupción de la historia.

carta-abierta-guillermo-lasso
Carta pública al presidente electo Guillermo Lasso

Presidente, la única gobernabilidad posible es la que cuenta con el respaldo de la ciudadanía que votó por usted, e incluso por quienes ayudaron a su victoria con sus votos nulos y blancos, que sumados a los suyos son casi el 70% de quienes acudimos a las urnas el 11 de abril. Ese es el porcentaje de ecuatorianos que no quiere que regrese el correísmo, y que aún en la peor crisis económica y sanitaria, votó con dignidad, pues eligió no entregar su voto a cambio de ninguna dádiva, ni siquiera por los 1.000 dólares que ofrecía el correísmo en la primera semana de gobierno. Por todo esto, no es correcto, no es coherente, no es ético ni es inteligente perder la confianza de sus votantes a cambio de una mayoría que solo servirá para que quienes no ganaron las elecciones secuestren al Estado, y entierren una vez más la oportunidad de cambiar nuestro país.

Confiamos en que estas palabras no caigan en oídos sordos, que usted valore los riesgos de caer en el pragmatismo cínico de la vieja política, y que cumpla con su promesa de inaugurar una nueva forma de hacer política, junto con la ciudadanía. Está en sus manos no perder lo ganado.

Con dignidad ciudadana,

Manuela Gallegos

Silvia Buendía

Gabriela Panchana Briones

Amira Herdoíza

Carlos Landázuri

Alexandra Córdova

Arturo Moscoso

Verónica Albarracín

Pamela Troya

Julián Estrella

Deja un comentario