Vilcabamba, el valle de la longevidad

Vilcabamba conocido también como el Valle de la Logevidad es un pequeño poblado que se encuentra al sur del Ecuador, en la provincia de Loja y que tiene como principal característica el que muchos de sus habitantes superan los 100 años de edad. 

 Vilcabamba proviene de la palabra quichua: Wilco o árbol sagrado medicinal y Bamba o Pampa, valle o llanura, lo que traduce «Valle de los Wilcos» o «Valle Sagrado«.  
Su altitud es de 1500 metros con un clima primaveral todo el año con temperaturas que oscilan entre 18 a 28 grados centígrados.
Vilcabamba fue conocido mundialmente cuando científicos descubrieron que habían algunos habitantes con edades superiores a los 100 años. Las razones exactas no han sido definidas, pero se asegura que ningún habitante ha muerto con un ataque al corazón. Algunas de las posibles razones de la longevidad en Vilcabamba son:

• El clima primaveral
• La dieta simple y saludable
• La pureza del agua
• Ejercicio físico, por las tareas manuales

Esta pequeña población al sur de Loja, es conocida como el Valle de la Longevidad o de los Ancianos, debido a que es famosa por las edades muy avanzadas que llegan a vivir sus habitantes (100 años y más). Se dice que esto se debe a que el agua que beben los pobladores contiene minerales, proviene del paramo, el clima es de 20º y su alimentación es baja en grasa y con alto contenido de fibra (legumbres, hortalizas y granos).

Se ha comprobado que el tiempo de vida de los habitantes de este hermoso pueblo es superior al del resto del mundo. Muchos sobrepasan los 100 años de edad y ello se atribuye a los bajos índices de enfermedades cardiovasculares y arteroescleróticas, la estabilidad del clima, la temperatura y el agua con propiedades especiales.

Vilcabamba es un valle de prodigiosa policromía y belleza, regado por los ríos Chamba y Uchina; dueño de un clima templado, delicioso y acogedor, con elevaciones de poca altura que lo convierten en un paisaje evocador, en un «paraíso perdido» en las montañas.

Aquí se cultivan el maíz, maní, plátano, tabaco, caña de azúcar, yuca, cítricos y frutales, la mayoría de las casas están construidas a base de tapia, adobe y madera, con patios interiores y amplios portales. Su gente es tranquila y amable, en su mayor parte dedicada a la agricultura, donde no es raro encontrar un anciano centenario realizando faenas agrícolas como cualquier agricultor de 50 años.

Vilcabamba, «Isla de Longevidad«, ha sido y es el lugar que ha llamado la atención de científicos. A este centro de curiosidad mundial, donde un alto porcentaje de la población alcanza a vivir más de 100 años, han venido a investigar las causas que permiten, entre otras cosas: que las enfermedades se toleren perfectamente, que las retinas de ancianos de más de 100 años no tengan casi diferencia alguna con la de una persona de 45 años que vive en la ciudad.

Posibles razones de la longevidad de Vilcabamba

1.-  Nutrición: 1.500 calorías

2.-  Hidratos de Carbono: legumbres, hortalizas, granos y frutas.

3.-  Proteínas: Cuy (cobayo): animal herbívoro (parecido al conejo), por lo que el aporte de fibra en el alimento es indispensable, el aporte de vitamina C es necesario, pues el cuy y los primates, somos las únicas especies que no sintetizan esta vitamina.

Sin embargo, los cuyes que poseen constantemente alimento verde no necesitan de un aporte extra de vitamina C, pues los vegetales de por sí lo aportan. Debe disponer siempre de comida de buena calidad y agua limpia y fresca. La fruta y la verdura ayudan a satisfacer sus necesidades de vitaminas y gran parte del líquido necesario.

4.-  Grasas: la de cerdo, todavía es la más utilizada.

5.- Huesos fuertes (minerales del agua)

6.- Corazón y arterias: no hay problemas cardiovasculares

7..- Capacidad respiratoria muy grande (altura)

8.-  Agua dura  y con muchos minerales. 

9.- .- Dieta con pocas grasas, alto contenido de fibra y de magnesio que protege contra problemas cardiovasculares. 
10.-  Ejercicios físicos (trabajo) en los longevos y habitantes del lugar

11.- El clima estable y sin mayores fluctuaciones térmicas

12.- Altura: 1500 a 2000 metros sobre el nivel del mar

13.- ¿Factor Genético?Aún no se ha comprobado.

Pocas veces se ha escrito sobre la belleza que encierra el austro ecuatoriano, zona llena de fabulosos lugares, como Vilcabamba: un valle ubicado al sur-occidente de la ciudad de Loja al que su clima, sus especies naturales y la longevidad de su gente le han dado mítica fama en lejanos países y latitudes. Atraídos por las leyendas que de este lugar se narran, un sinnúmero de científicos y turistas de los cuatro puntos cardinales han llegado hasta sus territorios, muchos de ellos para quedarse a vivir por largo tiempo…

El wilco (Anadenanthera columbrina) es un árbol perteneciente a la familia de las leguminosas. Éste ha formado grandes comunidades homogéneas en los valles de San Pedro (sector aledaño) y Vilcabamba; fue de gran beneficio en el pasado prehispánico, ya que lo utilizaron para la construcción de viviendas. Sus taninos y mordientes ha sido utilizado para las curtiembres de la zona. Sus propiedades psicotrópicas también han sido denotadas; un reporte de 1571 cuenta que los incas lo utilizaban para reanimar a sus enfermos.

En 1801, Alexander von Humboldt reportó haber visto a los indios del Orinoco consumir esta planta por su efecto alucinógeno. En ese mismo sitio, se dice en el libro de Perdal “Medicina Aborigen Americana” (1937) que los primeros colonizadores ibéricos vieron a los incas utilizar el wilco y el tabaco como alucinógenos.

Se dice también que durante el período prehispánico las semillas de dicho árbol fueron utilizadas en los territorios que hoy pertenecen al Ecuador como parte de un trueque entre los aborígenes de la Sierra con indígenas de la Costa. Estas semillas eran cambiadas por sal, pero se desconoce el uso que se les daba.

Hombres y mujeres de más de 100 años

A Vilcabamba se lo conoce como “El valle de la longevidad”. En la década de 1950, el doctor Eugene H. Payne, destacado investigador y periodista estadounidense, visitó estas tierras y quedó muy impresionado por su clima y por haberse sanado de sus dolencias. En el año de 1955, publicó el artículo “Islas de Inmunidad” en la revista Reader’s Digest, donde citaba a Vilcabamba como un lugar privilegiado en el que muchas enfermedades no existían.
El reporte causó inquietud internacional, y por ello comenzaron a llegar científicos y turistas extranjeros que, luego de gozar de las bondades del valle, afirmaban ser sanados de sus padecimientos cardíacos. Numerosos artículos sobre investigaciones hechas en esta zona confirman que la gente en Vilcabamba podía vivir más de 100 años.

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario