Ni perdón ni olvido

Correa no deja de asombrarnos. Luego de escupir veneno durante 14 años, pletórico de bondad cual Madre Teresa -rol que no le calza- propone darle gobernabilidad al país. Después de ejecutar el 2do. capítulo de su perverso plan (imponernos un sucesor), inicia el módulo tres: la obtención de un indulto. O sea… pretende seguir viéndonos la cara. Un miembro del Foro de Sao Paulo no apoya gobiernos democráticos. Punto.

Solo los presidentes indultan. Pero gracias a su tóxica Constitución, ahora la Asamblea puede hacerlo. Y como la Fiscalía jamás lo enjuició por sus muchos crímenes y él solo es un delincuente “de a seis lucas”– está facilito pues. ¡Si es que casi no ha hecho nada el pobre! ¿Y los $ 1.500 millones de la “refinería” que solo Glas puede ver y los $ 2.200 millones de la repotenciación de la refinería de Esmeraldas o los miles de millones denunciados por Fernando Villavicencio en la negociación del petróleo no son nada? Encima, resulta ahora que el cándido Ecuador del corazón de madre está dispuesto a olvidarlo. Hoy se escucha la ridícula tesis de que -cual quinceañeras resentidas- debemos condenarlo al olvido. ¿Y los miles de niños violados, tenemos que perdonar eso?

¡Ya supérenlo! , dicen algunos “april fools” de red. Díganle eso a la viuda del general Gabela, a la familia de Fausto Valdiviezo o a las muchas madres que perdieron a sus hijos en las garras del vicio o de los sicarios. La sola idea de que Patricia Ochoa de Gabela escuche que su país propone olvidar el homicidio de su esposo, me llena de vergüenza. No señor. Ni perdón, ni olvido. ¡Cambia el gobierno y hay que reabrir el caso! Correa le entregó nuestro país al narcotráfico. ¿No es eso traición a la patria? ¡La venta de la bandera es un chiste en comparación! También quisiera olvidarlo, pero alguien tiene que sacar la basura. Y como el marco jurídico no permite perseguir sus delitos, hay que concebir la forma de hacerlo. O en cuatro años… lo tendremos de vuelta.

Otra consulta solo para desaparecer el Cpccs es perder la histórica oportunidad de arreglar todo desde el inicio.

¡Bienvenidos al estilo Macri!

Autor: Roberto López

Fuente: Expreso

Deja un comentario