Minga por la Educación

Con el regreso progresivo a clases en modalidad presencial, más de 40 voluntarios corporativos de Telefónica Movistar y funcionarios del Ministerio de Educación se sumaron a la causa con brochas, rodillos y pintura transformando la escuela Nicolás Guillén al sur de Quito. Entre las actividades que se realizaron se pueden mencionar: la preparación de paredes, lijado, tratamiento y pintura de los bloques escolares en sus fachadas internas y externas, limpieza de vidrios, pupitres y otras instalaciones.

Gracias a la resolución por parte del Ministerio de Educación del Ecuador niños, niñas y adolescentes en edad escolar esperan con ansias el regreso a clases en modalidad presencial tras dos años de confinamiento. Por lo cual se hace un llamado nacional a una ”Minga por la Educación” por el deterioro que sufrieron las instalaciones de cientos de unidades educativas alrededor del Ecuador. Fundación Telefónica Movistar se unió a esta iniciativa junto a sus voluntarios.

Sin duda el proceso de recuperación y restauración de instituciones educativas es un tributo de agradecimiento a los estudiantes que demostraron una capacidad de adaptación inigualable. Además, esta actividad solidaria benefició a más de 1800 estudiantes tanto de primaria, secundaria y bachillerato.

Javier Alvarado, Director Ejecutivo de Fundación Telefónica Movistar Ecuador, expresó: “No puedo sentir más orgullo de los y las voluntarias que acompañaron a Fundación Telefónica Movistar Ecuador en esta jornada solidaria de adecuación de espacios. Más de 1800 niñas y niños del sector Lucha de los Pobres se beneficiarán de este trabajo. Son nuestros niños y niñas, también héroes en esta pandemia, pues nos demostraron su capacidad de adaptación, resiliencia y perseverancia para permanecer durante tanto tiempo aislados de sus entornos vitales“.

minga-educacion-presencial-ecuador
Minga por la Educación en Ecuador

Rosa Alamana madre de familia de la unidad educativa comenta que se realizó una convocatoria entre los Padres de Familia para esta actividad y recibió una grata sorpresa al encontrarse con los voluntarios de Telefónica Movistar: ”Como madre no me cabe en el corazón de la felicidad que siento al saber que mi hijo vendrá a una escuela con lindas instalaciones”.

Jair Quinatoa, estudiante de 10° grado, se siente realmente contento y entusiasmado por volver a jugar futbol en la cancha con sus amigos y estrenar las nuevas aulas con sus docentes: ”Muchas gracias voluntarios de Telefónica Movistar por su apoyo y sobre todo por ayudar a que mi escuela recupere vida

Tatiana Cajamarca, directora de la institución, se encuentra agradecida por la mano de obra brindada, los materiales donados y la buena actitud que trajeron al equipo de trabajo: ”Hace meses atrás el colegio era un pastizal teníamos vacas y caballos para mantener en lo posible los jardines y hoy al ver esta nueva cara de mi institución sé que mis alumnos volverán con toda la energía por más experiencias de aprendizaje”.

Deja un comentario