Marialuz Arellano, una ecuatoriana de temple

El enorme trajín que impone la modernidad parece no dejar tiempo sino para cumplir con el trabajo y descansar.

Si existe alguien que vaya contra esa lógica, es Marialuz Arellano. Con 36 años, ella superó la máxima prueba del sacrificio físico: el Ironman. Esta prueba consiste en completar 3,8 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de la maratón. “Para lograr un Ironman, no te preparas uno o dos años. Para esto debes prepararte durante toda la vida”, señaló la deportista.

Madre de cuatro hijos, Marialuz es, además, una empresaria exitosa.

marialuz arellano sexy
Marialuz Arellano, campeona mundial de Ironman

Según ella, “lo fundamental es repartir adecuadamente los tiempos y saber que, con esfuerzo, se pueden lograr todas las metas”.

Los días de Marialuz se construyen planificadamente, nada queda al azar. Su mayor prioridad son sus hijos y su matrimonio. Luego conjuga, en igual proporción, el trabajo y el ejercicio físico.

Los años han pasado desapercibidos por su rostro y su figura. De sus tres partos ninguna huella queda y ella solo tiene un explicación: “El deporte mantiene en forma a tu cuerpo y a tu mente. Pero las ganas de seguir todos los días, de madrugar y de olvidar el cansancio es el amor por tu familia”.

Marialuz vive el deporte en cada paso. De hecho, en su vida profesional ella formó la empresa Vida Activa con el objetivo de “cambiar los hábitos de vida”.

Entre sus múltiples ocupaciones, Marialuz es la organizadora del Medio maratón Quito-Mitad del Mundo. Cuando los participantes llegaban a la meta, ella los animaba. “¡Vamos chicos, sonrían, lograron su objetivo, sonrían a la cámara para inmortalizar este momento!”, repetía emanando profunda alegría.

Marialuz Arellano tiene cuatro hijos: una nena de seis años, un varón de cuatro años y unos gemelos de tres años.

Ella es la actual titular del récord nacional del Ironman, aunque en la competencia tuvo una molestia abdominal.

En abril de 2010, la atleta correrá el Maratón de Boston

Deja un comentario