La Conaie y los combustibles

En el momento actual, los precios del diésel en Latinoamérica, combustible que es el más sensible de todos, está a $ 4,38 por galón en el Uruguay, país con el precio más alto, y en $ 1,56 en el Ecuador, país con el precio más bajo. Cuba lo tiene en $ 3,78. El promedio de toda la región está en $ 3,19 por galón.

En muchos de estos países hay dirigencia indígena, como en Bolivia, como en el Perú, como en Chile, como en México. En muchos de estos países hay también dirigencia marxista, extremista, como por ejemplo la del partido que llevó al poder al nuevo presidente del Perú, Pedro Castillo. Dicho partido, Perú Libre, es una organización claramente marxista-leninista-mariateguista. Su líder, Vladimir Cerrón, jamás ha ocultado su clara filiación ideológica. Sin embargo, en ningún momento, ni Cerrón, partidario de políticas de extrema izquierda, ha planteado bajar los combustibles en el Perú, ni tampoco lo hizo en campaña Pedro Castillo, diciendo que estos precios son un castigo para el pueblo. En el Perú el diésel está en $ 3,68 por galón.

Y Andrés Manuel López Obrador, un claro líder de izquierda, que siempre habla de reivindicaciones populares, jamás ha mencionado que en México, donde el diésel está a $ 4,1 el galón, este debe bajarse, por el bien de las clases populares. Y Marichuy Patricio, la médico indígena defensora de los derechos humanos que fue la primera persona indígena en aspirar a la Presidencia de México, tampoco tuvo jamás la tesis de bajar el diésel o los combustibles en México.

Y Rigoberta Menchú, ícono del indigenismo latinoamericano, Premio Nobel de la Paz y gran luchadora por las causas de su pueblo, tampoco enarboló la bandera de la baja de los combustibles en su Guatemala natal.

Y Evo Morales, el indígena que ha sido símbolo de cómo alguien de su condición puede llegar a ser poder político, subió los combustibles en su país.

Artículo de Alberto Dahik: “La Conaie y los combustibles”

Solo aquí en el Ecuador, la dirigencia indígena sigue con esta cantaleta ridícula que admite las siguientes posibilidades:

  1. Es una dirigencia iluminada particularmente por Dios, que le permite ver cosas y entender lo que nadie más entiende, en ninguna otra parte del planeta Tierra
  2. Es una dirigencia que entiende muy bien el negocio del contrabando y del narcotráfico, y está defendiendo esos intereses
  3. Es una dirigencia que con una clara intencionalidad política quiere destruir al Ecuador, para lograr sus fines del caos que busca el marxismo-leninismo, y la destrucción del sistema político que busca el mariateguismo, para sobre ese caos y destrucción pescar a río revuelto.
  4. Es una dirigencia absolutamente ignorante, en el sentido más castizo de la palabra: Persona que ignora o desconoce cierta cosa, o persona que carece de instrucción o conocimientos. Si fuese un examen podríamos poner una pregunta adicional, con el número 5 que diga: Cualquier combinación de las 4 de arriba.

Basta ya con esta dirigencia irresponsable. Que se pregunten por qué son los únicos que siguen con esta estupidez en todo el continente americano. ¿A qué juegan? ¿Qué verdaderos intereses tienen?

Autor: Alberto Dahik

Fuente: El Universo

Deja un comentario