Karla Kanora

Biografía de Karla Kanora

Karla Kanora es una cantante esmeraldeña, su nombre real es Karla Gabriela Quiñónez y nació el 25 de diciembre de 1976, bajo el signo de Capricornio, en medio de la sencillez de la casa de sus abuelos paternos, en un sector conocido como Barrio Caliente, en Esmeraldas. Lleva la sangre esmeraldeña de su padre Augusto y la manabita de su madre Marlene. Es la mayor de tres hermanas.

De una infancia feliz le quedaron legados importantes: valores como el amor, el respeto, la unidad entre hermanos; y por otro
lado, los juegos que giraban alrededor de la música. En esa época, su diversión principal era cantar imitando a artistas y bailar junto a sus hermanas en casa, mientras sus padres estaban trabajando (ambos fueron maestros). Cuando regresaban, ellos se convertían en espectadores del show que Karla, Mayra y Corina tenían preparado.

karla kanora biografia
Karla Kanora, cantante ecuatoriana

“Mi hermana Mayra, la segunda, adoraba la música, pero lastimosamente era un poquito desafinada, entonces la poníamos más a bailar”, cuenta Karla, dejando escapar unas risas traviesas.

También confiesa que en la niñez veía el programa mexicano de televisión conducido por Raúl Velasco y le decía a su padre: “Algún día voy a estar ahí, donde está Lupita D’ Alessio”.

Pero fue su bisabuela materna Mercedes Gracia quien le hizo darse cuenta que había nacido para cantar. Vivió más de cien años, y
mientras tocaba la guitarra Karla cantaba canciones que Mercedes decía eran de la época de Eloy Alfaro.

En los años siguientes sus padres, que creían que había que apoyarla en su mayor afición, fueron determinantes para continuar en la música. A los 11 años participó con la canción Sueños de paz en el concurso de televisión ‘Juguemos a cantar’, y quedó en tercer lugar. Vieron entonces la necesidad de que educara su voz, pero en la Esmeraldas de ese momento no existían conservatorios; así que fueron al coro de la Universidad Luis Vargas Torres, pero era un grupo solo para adultos. De tanto insistir, el padre de Karla convenció al director del coro, Abraham Bishara, de que le haga una prueba de aptitud a su niña, entonces decidió iniciar el coro
de niños.

foto karla kanora
Karla Kanora

Por las limitaciones que presentaba su ciudad para el desarrollo artístico, los padres de la cantante decidieron enviarla a
Guayaquil para que asistiera al colegio y tuviera clases particulares de canto. Fue un tiempo difícil para Karla, que tenía 13 años, y para su familia. En el colegio fue parte de coros, participó en concursos y al momento de decidir qué estudiar en la universidad optó por medicina. Sin embargo, terminó por desertar de la carrera.

Paralelamente, en Guayaquil daba presentaciones en eventos culturales y fue parte de varios grupos musicales; uno de ellos fue Solidaridad, una agrupación de música andina, dirigido por el folclorista Wilmar Ordóñez.

En los años siguientes su vida dio un giro. Contrajo matrimonio a los 19 años y dio a luz a su primer hijo. El sueño de la música pasó a segundo plano, aunque no se desvinculó completamente; la prioridad era sacar adelante a su pequeño.

Dos años después, Karla viajó a Quito para participar en una audición para cantar en una orquesta que se llamaba Habana Express y que tocaba música cubana como guaguancó, afrocuban, y otros ritmos. Todo eso era totalmente desconocido para ella, jamás había oído de la lengua lucumí o yuruba, a pesar de que también era afrodescendiente. Fue elegida y grabaron un disco con el que fueron de gira a Estados Unidos.

Cuando se separó de su marido, no sabía exactamente qué quería hacer y la situación económica se volvió más apremiante. Ingresó entonces a Petroindustrial, donde trabajó como secretaria y aunque trataba de seguir manteniendo presentaciones, era muy complicado. Fue allí donde conoció a su esposo actual. Todo comenzó primero como una amistad, después se dieron cuenta que tenían mucho en
común y que las letras que él escribía podrían sonar maravillosamente en la voz de Karla. Se enamoraron y decidieron lanzarse al vacío: ambos dejaron el trabajo y decidieron dedicarse por completo a la carrera de Karla. “Siempre he sido un poco temerosa para tomar los riesgos, poco audaz, pero él tiene la determinación, y yo he confiado en su estrategia”, confiesa. Entonces comenzaron con presentaciones cada vez mejores, primero en eventos sociales y después en los más importantes hoteles de Esmeraldas.

carla canora
Karla Kanora, cantante ecuatoriana

Su carrera se catapultó cuando fue ganadora de un ‘reality’ televisivo y su éxito “Solo tú” fue la canción principal de la telenovela ‘Páginas de la vida’. Entonces Karla Quiñónez se convirtió en Karla Kanora y saltó del anonimato a la popularidad.

Su vida volvió a transformarse, tenía que combinar su papel de madre de tres hijos de 14, 8 y 4 años, con el de artista. Sus hijos la comprenden y se alegran al verla feliz. “Creo que definitivamente una madre feliz cría hijos felices, y además les he enseñado a luchar por sus sueños y sé que cuando sean grandes así lo harán”, dice.

En los últimos años, la cantante ha estado trabajando muy duro para lanzar su primera producción, denominada ‘Karla Kanora por amor‘, y que saldrá en los próximos días. Este es un disco romántico, con ritmos variados, como el pop rock, el soul y el jazz; incluye los temas Solo tú, Llueven lágrimas afuera, que habla de la solidaridad con la gente que sufre maltrato o indigencia, y también Ama la vida, la canción oficial del Ministerio de Turismo para promover el Ecuador en el exterior. Además cuenta con la colaboración de varios artistas nacionales como Fausto Miño, Toño Cepeda, Andrés Sacoto, Pablo Santacruz, entre otros.

fotos de karla kanora
Karla Kanora de Ecuador

Sin embargo, allí no terminan sus proyectos. “Los sueños son muchos. La idea es ir madurando musicalmente, internacionalizarme en algún momento y que suenen mis canciones, en los rincones más lejanos y que cuando ya no exista sigan sonando mis
canciones”, afirma con una sonrisa brillante. Karla Kanora formó parte del jurado del reality de Ecuador Tiene Talento de la emisora Ecuavisa, junto a Diego Spotorno y Jaime Enrique Aymara.

Deja un comentario