Iza versus Romo

Las apreciaciones sobre las manifestaciones de la Conaie, en octubre de 2019, contra el gobierno del presidente Moreno, se han trasladado, un año más tarde, a un nuevo escenario: Iza, el dirigente indígena, ha publicado un libro, Estallido, y la ministra Romo ha dado su versión en otra publicación, Octubre.

Iza se enorgullece de haber derrotado no solo al Gobierno, sino al Estado, y anuncia su propósito de continuar haciéndolo en una revolución de corte marxista; al efecto, cita a Lenin, el grande, el de la Revolución de Octubre contra la Rusia zarista, a la legendaria Rosa Luxemburgo y al intelectual peruano de izquierda Mariátegui.

Yo respeto todas las reivindicaciones sociales, y particularmente las del movimiento indígena, pero me opuse y condeno a las manifestaciones violentas con las que se abusó de Quito, ante la debilidad del gobierno de Moreno, que abandonó la sede del Gobierno para refugiarse en Guayaquil, donde había orden.

Talleyrand decía: “Temo más a un ejército de cien ovejas comandadas por un león que a un ejército de cien leones comandados por una oveja”. El libro de la señora Romo, que debería llamarse ‘Historia de una derrota’, no es sino la relación, preparada seguramente por su asesora y coautora, señora Rivadeneira, de una serie ininterrumpida de imprevisiones, principalmente la original, de emitir un decreto de supresión de los subsidios a los combustibles sin estar preparado el Gobierno para afrontar las inevitables reacciones populares; un gobierno no es gobierno cuando lo vence la anarquía; once días infernales vivieron Quito y la Sierra Centro Norte, y, en menor grado, el resto de la República.

leonidas iza vs Maria Paula Romo
Artículo de Mauricio Gándara: “Iza versus Romo”

El libro Octubre es una justificación de lo injustificable; el echar la culpa al “correato”, como lo hace la ministra varias veces, es una prueba más de su imprevisión; tanto más que ella fue parte de ese correato; la principal causa de la destrucción de la democracia fue la destitución inconstitucional de 57 diputados, y su reemplazo por los diputados de los manteles, siendo vicepresidente el señor Moreno; y la posterior convocatoria a una Asamblea Constituyente, a la que concurrió la señora Romo, como diputada de ese correato.

La ministra ha hecho costumbre de explicar a posteriori sus fracasos: denuncia en estas semanas los malos manejos del Isspol, los fondos previsionales de la Policía, pero se olvida de que durante los dos últimos años ha sido la presidenta del Isspol; cosa parecida, en el reparto de los hospitales.

La proclama del señor Iza por una revolución violenta, al parecer, no es compartida por toda la militancia indígena; destaca Iza el papel de la Conaie, pero minimiza a su brazo político, Pachakutik.

El movimiento indígena acaba de triunfar contundentemente en Bolivia, como era previsible, y lo anotamos hace ocho días; esto debe haber tomado por sorpresa a muchos en el Ecuador, y, suponemos, debe ser materia de análisis y reordenamiento de futuras estrategias electorales.

Hasta aquí solamente hemos visto que los tres grupos políticos que van adelante lo han hecho, por algún tiempo, con cierta paridad, sin que ninguno encuentre manera de adelantarse, de separarse del pelotón.

Autor: Mauricio Gándara

Fuente: El Universo

Deja un comentario