Independencia de Azogues | 4 Noviembre 1820

Reseña histórica de Azogues

Los primitivos pobladores del cantón Azogues fueron las tribus de los Cañaris y de Peleusí. La Confederación Cañari estuvo regida por caciques, extendía su territorio en las actuales provincias del Azuay, Cañar y parte de Loja, así Peleusí es parte de este inmenso territorio.

Luego, con la llegada de los españoles, el 4 de octubre inicia la celebración de la fiesta de San Francisco de Asís, así entonces se decidió el nombre de San Francisco de Peleusí; y se agregó «del Azogue» por el descubrimiento de las minas de azogue o mercurio en el cerro de Guayzhun -en 1558. Así, el 4 de Octubre de 1562, fue fundada San Francisco de Peleusí del Azogue. Lo proclamó Gil Ramírez Dávalos, como Asiento-Doctrina en Peleusí, y dejando de ser desde ese momento encomienda.

Más tarde es reconocido como Partido anexo de la ciudad de Cuenca y luego como Tenencia de Juez y Alcaldes, desde el 10 de Enero de 1778; a San Francisco de Peleusí de Azogues venía llamándose solamente Azogues en lengua de los españoles e indígena, desde 1580, y así consta en la Segunda Relación Histórica Política, Tercera Relación Geográfica y Poblacional y hasta nuestros días.

independencia azogues
Azogues celebra sus fiestas de Independencia el 4 de noviembre

La ciudad de Azogues celebra sus fiestas de independencia el 4 de Noviembre de cada año.

Azogues fue cantonizado con su cabecera cantonal Azogues y las parroquias de Biblián, Déleg, Bayas, Chuquipata, Charasol, Guapán, San Marcos, Taday, Pindilig, Zhoray, San Miguel y Solano y decretado oficialmente el 16 de Abril de 1825.

Actualmente le pertenece al cantón, las siguientes parroquias rurales: Guapán, San Marcos (Luis Cordero), Cojitambo, San Miguel de Porotos, Taday, Pindilig, Shoray y sus parroquias urbanas: Azogues, San Francisco, Opar (Bayas) y Charasol (Borrero).

Independencia de Azogues – 4 de Noviembre de 1820

Desde 1792 comenzaron las ideas de la independencia en la provincia de Cuenca y transmitidas también a Azogues, al igual que copias de las cartas de Eugenio Espejo sobre la emancipación política y soberanía de los pueblos. Los párrocos de Azogues, Cañar, Déleg conocían de reuniones y diligencias que venían celebrando los adictos a la causa de la independencia, como el cura Javier Loyola a quien el obispo Quintian Ponte y Andrade llamó «Adicto a la criminal causa de la independencia». De manera subrepticia, sigilosamente circuló en Azogues la copia del llamado pasquín que decía: «Desde Lima ha llegado -esta receta fiel, -a morir o vencer -conforme con nuestra ley». El Teniente Juez del Partido don Juan Francisco Carrasco fue llamado varias veces a Cuenca para las averiguaciones acerca de la «propalación de rumores sobre la autonomía de los pueblos sujetos a la autoridad del Rey de España». No hubo sindicados ni acusados por el conocimiento o participación en actos patrióticos.

Tras la intentona del viernes 3 de noviembre de 1820, el cura Javier Loyola, recibió el recado de los patriotas congregados en El Vecino -Cuenca y al primero que comunicó la noticia fue al Dr. Miguel Gil Malo -propietario de la misma parroquia Chuquipata, luego tomó el camino de Azogues para comunicar a su cura párroco Juan Orosco Guerrero, instándolo a que «levantara a la gente para que acompañe a Cuenca» como lo hizo en Chuquipata Miguel Malo. El mensaje se extendió por todas partes, el mismo cura de Chuquipata envió mensajeros a Biblián para que avisaran al cura Manuel Carzola, al de Cañar Francisco Cueto Bustamante y al de Déleg José Orellana, con el pedido para que la gente marchara hasta El Vecino.

En Cañar -con el cura a la cabeza y el apoyo de los militares, levantaron a la población contra una guardia de 20 hombres que llevaban preso a Quito al Gobernador de Cuenca Antonio Díaz Cruzado, el mismo que fue puesto en libertad; los guardas fueron encerrados en la Casa del Pueblo, y fueron los que después tomaron parte en la Columna Cañar que vino a Nasón de Biblián para reforzar al Batallón Patriótico que combatió en Verdeloma y fue masacrado por las fuerzas del coronel Francisco González. En Azogues, el teniente Juan Monroy Guerrero dio la voz de alerta, dirigiéndose a la residencia de J. Francisco Carrasco, para apresarlo como autoridad dependiente de los españoles; pero don Francisco Carrasco acudió a la plaza principal -frente a la Casa Parroquial, con algunos hombres que declararon estar de acuerdo con la libertad e independencia. Entonces, a coro proclamaron la libertad, el sábado 4 de noviembre de 1820, dando vivas al cura Loyola, al Teniente Tomás Ordóñez, a Antonio Díaz Cruzado. En esta plaza, fueron designados por el pueblo como Jefe del Partido, don Carlos Domínguez y Toral y en lo militar al teniente Vicente Monroy.

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 1 Promedio: 5]

1 comentario en “Independencia de Azogues | 4 Noviembre 1820”

Deja un comentario