Halloween

El Halloween o Noche de Brujas es una festividad de origen celta que se celebra sobre todo en los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido en la noche del 31 de octubre.

El Halloween se origina de la festividad celta del Samhain y la fiesta cristiana del Día de Todos los Santos. La Noche de Brujas está asociada con los colores naranja y negro. En la noche del Halloween son muy comunes varias actividades como la decoración de calabazas, el pedido casa por casa de dulces con la conocida frase de ‘truco o trato’, las fiestas de disfraces, el gastar bromas pesadas a conocidos, el contar historias de miedo o mirar películas de terror.

hallowen ecuador
Halloween o Noche de Brujas

Historia del Halloween

La palabra “Halloween” se usa desde el siglo XVI y proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa “All Hallows Even”, que significa  ‘Víspera de Todos los Santos’. El Halloween se origina de una fiesta celta que significa ‘fin del verano’.

Los papas Gregorio III y Gregorio IV intentaron remplazar el Halloween con la fiesta cristiana del Día de Todos los Santos, incluso esta fiesta fue traslada del 13 de mayo al 1 de noviembre.

En 1840 la fiesta de Halloween llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran Hambruna Irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar la calabaza  gigante hueca y colocarle una vela adentro.

El Halloween o Noche de Brujas comenzó a celebrarse masivamente desde el año 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.

La internacionalización de Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión. En 1978, se estrenaba en EEUU y en el mundo entero La Noche de Halloween.

En la actualidad, los niños se disfrazan la noche del Halloween y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase ‘truco o trato’ (trick or treat). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de regalo, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

Deja un comentario