El Juego del Calamar en Ecuador

Este noviembre del 2021 se demostró que en Ecuador sí hay pena de muerte, contrario a lo que dice la ley; es real, porque en el sistema carcelario, como el de Guayaquil, se ejecutaron personas privadas de la libertad (PPL) por cualquier delito menor o mayor, juzgadas culpables o inocentes en el limbo jurídico, que fueron enviadas a la cárcel con alta probabilidad de perder la vida.

EL UNIVERSO, 22 de noviembre de 2021, página 17, cita datos del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI): desde el 2018 a noviembre de 2021, hay 430 muertos por violencia intracarcelaria. Muchas ejecuciones y barbarie humana la hemos visto en videos subidos por las propias víctimas o sus verdugos, en redes sociales. ¿Encuentran algún símil con los asesinatos que suceden en la serie de Netflix El juego del calamar? Allí ejecutaron a los números del 1 al 455 y solo sobrevivió el 456; estamos a 26 muertes de igualar los números. Las personas solo son números.

Mientras el juego sigue con incertidumbre para las PPL, ¡cuándo me llegará el turno! El Estado evalúa; se reúnen las principales autoridades del Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Participación Ciudadana, para tomar acciones conjuntas, debido a la dificultad y casi imposibilidad de controlar las cárceles. ¿Cuándo veremos los resultados?

Algunos hechos que demuestran la descoordinación:

juego-calamar-ecuador
Artículo de Raúl Hidalgo: “El juego del calamar en Ecuador”

El presidente de la República a través de su Twitter oficial, en un escrito increíble, responsabilizó a la Corte Constitucional de no darle las herramientas legales para controlar las cárceles, y esta le respondió que es su responsabilidad como jefe de Estado; tiene razón.

La comandante de la Policía Nacional dijo, a través de redes sociales, que no había las condiciones para que ingrese la policía a controlar la masacre que ocurría dentro de la cárcel (12-11-2021); seguro estaría viendo desde su celular, como muchos ciudadanos, las transmisiones en vivo de las ejecuciones y barbarie que realizaban las bandas de PPL. En verdad, ¿Qué capacidad y responsabilidad tiene la Policía? Si su capacidad es sobrepasada por la delincuencia armada se debe recurrir a las Fuerzas Armadas. Hay muchas voces que piden su intervención para que se retome el control, algunas disonantes que atacan su dignidad; la Corte Constitucional resolvió que pueden estar solo en el perímetro exterior; anteriormente, declaró inconstitucional una resolución del Ministerio de Defensa sobre el uso progresivo de la fuerza. Los decretos de estado de excepción se redactan con principios redundantes y veladamente subordinados a las FF. AA. y al Ministerio de Gobierno, todo un juego de intereses políticos e imagen, menos en fijarse un objetivo para recuperar el control de una cárcel.

Si el Estado a través de sus poderes no reforma la Constitución y leyes sobre seguridad, seguiremos asistiendo mediante videos a más ejecuciones en el juego del calamar ecuatoriano y al llanto desgarrador de madres. El presidente dijo: “¡Que Dios bendiga al Ecuador!”; lo hará cuando se tomen resoluciones acertadas.

Autor: Raúl Hidalgo

Fuente: El Universo

Deja un comentario