EEUU expulsa a embajador de Ecuador en Washington

Estados Unidos decidió expulsar al embajador ecuatoriano en Washington, Luis Gallegos, en represalia por la expulsión de la delegada diplomática estadounidense en Ecuador esta semana, dijo hoy un funcionario del país norteamericano.

Ecuador buscará la solidaridad regional en caso de que el gobierno estadounidense tome represalias por la salida de la embajadora Heather Hodges, había anunciado pocos momentos antes el presidente ecuatoriano Rafael Correa, en una entrevista realizada en el Palacio de Carondelet.

Estados Unidos expulsó al embajador Luis Gallegos
Expulsan a embajador de Ecuador en EEUU

«El subsecretario adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela llamó al embajador Gallegos esta mañana para informarle de nuestra decisión de declararlo persona no grata. El Embajador Gallegos debe abandonar Estados Unidos lo antes posible«, indicó en el texto suscrito por el portavoz Charles Luoma-Overstreet.

La agencia de noticias Andes resaltó que hoy, durante una entrevista radial, Correa confirmó haber advertido a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) por las posibles reacciones de Washington por la decisión de Ecuador.

Correa señaló que el año 2010, una vez conocida la filtración de los cables diplomáticos estadounidenses y para evitar que se puedan afectar las relaciones bilaterales, la Cancillería ecuatoriana pidió al Departamento de Estado que se entreguen los documentos relacionados al país, pero no aceptaron.

Una manera de solucionar el problema, dijo, sería que EE.UU. envíe la información de Wikileaks relacionada con Ecuador.

Diario El Universo, medio al que el mandatario consideró “enemigo declarado del Gobierno”- publica desde este miércoles 343 cables proporcionados por la organización Wikileaks.

Aunque dijo que no tiene “nada que temer”, Correa retó a este medio a que publique lo que quiera respecto a los Wikileaks. «Ya sabemos que Diario El Universo va a hacer una serie de perversidades de aquí al 7 de mayo (día de la consulta popular).

El mandatario dijo que no descarta que el medio manipule esa información para afectar la credibilidad del Gobierno, ya que no se le «puede pedir ética».

El gobierno ecuatoriano declaró a Hodges como persona no grata y pidió su salida del país “en el menor tiempo posible”, por no dar explicaciones sobre unos cables diplomáticos –filtrados por Wikileaks- en los que acusaba a Correa de haber designado como comandante de la Policía al general Jaime Hurtado Vaca, pese a conocer que era corrupto.

El mandatario acusó a Hodges de haber actuado con deslealtad ya que, según revelan los cables de Wikileaks, tenía infiltrados en la Policía y las Fuerzas Armadas y al detectar supuestos casos de corrupción ni informó al Gobierno Nacional sino a Washington, involucrando al presidente ecuatoriano.

El Jefe de Estado criticó la posición de empresarios, analistas y opositores que han advertido el peligro de que no se renueven las Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea).

“Ahora dicen que para que no se pierdan las exportaciones no teníamos que hacer nada, entonces volvámonos colonia para tener más exportaciones (…) hay algunos que creen que por el Atpdea y por vender a Estados Unidos si nos volvemos colonia mejor. No es el honor de Rafael Correa, no es el honor del presidente de la República, es el honor del Ecuador, del país”, recalcó.

Reiteró que no se puede permitir que una funcionaria “con animosidad contra el Gobierno” tratara de desprestigiar al Gobierno “por simple política internacional”.

Comunicado al gobierno ecuatoriano


«La injustificada acción del Gobierno de Ecuador de declarar a la embajadora Hodges persona non grata no nos deja más opción que adoptar una acción recíproca. La embajadora Hodges es una de nuestras diplomáticas con más experiencia y talento».

El Departamento de Estado ha indicado, no obstante, que está «interesado es una relación positiva con Ecuador, pero la lamentable e injustificada decisión de declarar a la embajadora Hodges persona non grata será tenida en cuenta en el futuro».

Además de la expulsión, se cancelaron las conversaciones bilaterales de alto nivel previstas para junio, dijo la fuente, que habló bajo la condición de anonimato anticipando el anuncio formal.

El conflicto con Quito se suma a los otros que EE.UU. ha tenido con Bolivia y Venezuela. Los tres países son miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y en ninguno de ellos Washington tiene actualmente embajador.

En el 2008 Bolivia expulsó al embajador estadounidense en La Paz Philip Goldberg y Venezuela hizo un día después lo mismo con el jefe de la legación estadounidense en Caracas Patrick Duddy.

Washington reaccionó con igual dureza y expulsó a los embajadores Gustavo Guzmán, de Bolivia, y Bernardo lvarez, de Venezuela.

El Gobierno estadounidense restableció en 2009 las relaciones diplomáticas plenas con Venezuela, pero con Bolivia no consiguió hacer lo mismo.

Tras negarse Caracas el año pasado a aceptar a Larry Palmer como nuevo embajador estadounidense, Washington actúa diplomáticamente en ambos países a nivel de encargado de negocios.

Fuente: El Universo

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario