Ecuador guarda «prudencia» frente a situación de violencia en Libia

A diferencia de gobiernos de otros países, como el Perú, que condenó los actos de violencia en Libia y rompió relaciones diplomáticas con ese país, el gobierno de Ecuador expresó su «preocupación» por la situación en Libia y dijo aspirar a que cese la violencia en esa nación del norte de África.

El Ejecutivo ecuatoriano «mira con preocupación el desarrollo de los acontecimientos que están sucediendo en la República Árabe de Libia y expresa su consternación frente a los niveles de violencia que se viven en ese país y que han cobrado vidas humanas», precisa un comunicado oficial.

Ecuador guarda silencio ante violencia en Libia
Violencia en Libia

Además, expresó su aspiración de que «la cordura y el diálogo primen en los actores políticos» de la nación árabe y que «cese de inmediato la violencia».

Asimismo, el Gobierno ecuatoriano exhortó a «que se respeten los derechos humanos de los ciudadanos libios, el primero de los cuales es el derecho a la vida», y dijo «lamentar» las muertes que ha generado hasta ahora la crisis política en Libia.

El régimen de Muamar el Gadafi afronta duras protestas populares, que piden su dimisión, así como críticas de la comunidad internacional por la represión violenta contra las manifestaciones.

El gobierno de Ecuador se sumó a los de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia que unificaron su posición respecto al tema libio en el seno de la Organización de Naciones Unidas, ONU. Los embajadores de estos países ante ese organismo  advirtieron sobre el peligro de  una intervención militar extranjera en Libia, y llamaron a respetar el principio de no injerencia e integridad territorial.

La información se hizo pública en dos órganos de prensa oficial cubana: el diario Granma y la agencia de prensa Prensa Latina.

Según la información, la posición de estos cinco países se adoptó luego de que Libia fue expulsada del Comité de Derechos Humanos de la ONU con asiente en Ginebra.

«El pueblo libio debe definir su propio destino, sin interferencias foráneas», subrayó el representante permanente de Venezuela, Jorge Valero, y dijo que es la hora de la diplomacia para la paz, no para la guerra y que «la ONU está para fomentar la paz y el entendimiento y no la lógica de la guerra».

Mientras tanto, en el Ecuador,  el presidente Rafael Correa dijo que no le parecía una mala idea  la propuesta del presidente venezolano, Hugo Chávez de crear un grupo de ayuda de amigos de Libia. “No he conocido la propuesta, pero no me parece mala idea”.

El Primer Mandatario señaló que Ecuador ha mantenido una actitud «prudente» con los países del Medio Oriente y que entre febrero  y marzo de este año se iba a iniciar una gira con el canciller, Ricardo Patiño, por estos países para estrechar lazos.

Señaló que la realidad de estos países no es igual a la de Latinoamérica, donde si no existen elecciones en cuatro años “se llama ruptura de la democracia”.

Al menos 10 mil personas han muerto en Libia desde el inicio de las protestas populares contra el régimen de Muamar el Gadafi, según afirmó este miércoles a la cadena Al Arabiya el miembro libio de la Corte Penal Internacional  (CPI), Sayed al Shanuka. Se trataría de un terrible genocidio en Libia.

En unas declaraciones a la cadena desde París, Al Shanuka, quien no indicó si hablaba en nombre de la CPI, también señaló que los heridos pueden llegar a cerca de 50 mil.

Al Shanuka, de nacionalidad libia y presidente de la Comisión de Justicia y Democracia de la CPI, según Al Arabiya, subrayó que “en estos regímenes dictatoriales el pueblo no puede manifestarse” .

“El pueblo libio, como la mayoría de los pueblos árabes, ha sufrido, pero se le ha dado la oportunidad de rebelarse” , agregó.

Además, recordó que “desde que Gadafi llegó al poder ha asesinado a miles de personas y también a miles de presos en las mismas cárceles” .

Por su parte el gobierno libio afirmó anoche que los muertos por los disturbios que sacuden Libia en los últimos días suman 300, de los que 189 son civiles y otros 111 son miembros de las fuerzas de seguridad, militares o policías.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) cifra ya en más de 140.000 las personas que han huido de la situación que vive Libia con destino a Egipto y Túnez.

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario