Carlos Vera suspende recolección de firmas

El activista político Carlos Vera anunció la suspensión de la recolección de firmas para el proceso de Revocatoria del Mandato del presidente Rafael Correa, debido a los cambios de las reglas de juego durante el proceso. A continuación sus principales motivos para suspender la recolección de firmas para la Revocatoria del Mandato:

Carlos Vera suspende recolección de firmas de la revocatoria del mandato
Vera suspende la recolección de firmas

CORREA HACE QUE SU CORTE CONSTITUCIONAL LO SALVE

Correa quiere celebrar primero su consulta  porque cree que la va a ganar; y proceder después recién a su revocatoria para  enfrentarla con ese aval. A ese fin le sirven el CNE y la CC. Es evidente y claro.

La revocatoria es un derecho de todo ciudadano consagrado en la Constitución, no un favor que nos  hacen los vasallos de Correa en organismos de control controlados por él. Así empecé yo  este proceso; con esas reglas tenía sentido y bajo esas reglas podía tener éxito. Con ese riesgo y sospecha también inicié y convoqué a firmar, pero no con la certeza de que convertirían su servilismo en norma al estipular en reglamento y en sentencia, su afán de complacer al patrón.

NO ES CONCESIÒN

Si cambian las reglas cambia el sentido de la revocatoria y se asegura su fracaso. La revocatoria no es una concesión que hace el mandatario al mandante como la ponen hoy los  amanuenses que encabezan la Corte Constitucional y el Consejo Nacional Electoral, para adular al tirano y ser reelegidos en sus funciones. Repiten así el edicto de Alexis,  secretario imperial: “la revocatoria puede seguir porque al emperador se le ocurre”. ¡NO!

La revocatoria debió seguir sin que cambien el reglamento para validar firmas 45 días antes de su entrega y sin que suspendan los procesos no convocados o concluidos, como dice la aclaración de la Corte Constitucional, con lo cual suspende la revocatoria de Correa, pues es un proceso no convocado (llamado a consulta) ni concluido (efectuada la consulta). La revocatoria  es un mecanismo de rendición de cuentas a la cual somete el mandante al mandatario un año después de su  ejercer su mandato con la única condición de reunir las firmas necesarias, para el caso de Presidente… ¡única condición!…

El CNE le agregó una más: haber votado en las últimas elecciones. No consta eso en la Constitución.

La C.C. le agregó otra más: que lo acepte el Presidente. Tampoco consta en la Constitución.

RENDIDOS ANTE EL PODER

El CNE y la CC han cambiado la Constitución, no la han interpretado o aplicado; el uno, agrega requisitos a las firmas y el otro añade el permiso  de la autoridad a ser revocada para convocar una consulta revocatoria. ¡Se han rendido ante el poder único! ¡Han violado la Constitución! ¡Han pisoteado la independencia de poderes!

Así, está garantizada la derrota de la revocatoria a Correa, pues: o no califican las firmas; o convocan a la consulta como un gesto magnánimo del tirano; o permiten  campaña sin aplicar las normas de restricción electoral y un escrutinio con amarres como en abril del 2009. ¡Antes parecían independientes; ahora no disimulan su dependencia!

Aquí no cabe entonces reclamar a órganos carentes de independencia. Sería reconocer su autonomía.

Aquí, en lo constitucional y electoral, estamos en  indefensión. Por eso, me limité a denunciar las ilegalidades del CNE  y las inconstitucionalidades  de la C.C.,  pero no apelo  ante ellos u organismos vinculados,  ya que están sometidos y concertados, además de intimidados y controlados, en su mayoría, por el tirano.

QUE EL MUNDO SEPA

Es tiempo ahora de poner en marcha mecanismos de protección internacional; ya existen 2 demandas admitidas por la CIDH en que aceptan no agotar primero instancias internas en el país porque no existen cortes: la Constitucional se autoprorrogò y no fue nombrada de acuerdo a la Constitución; la de Justicia, tampoco fue integrada según el procedimiento Constitucional.

La suspensión de la revocatoria de Correa, aunque inconstitucional, está vigente. Así como lo está una Constitución con textos falsos; así como lo está un gobernante ilegítimo pero actuante. Reconocer esa realidad no significa resignarse a ella. La suspensión de la revocatoria opera aunque no proceda hasta que otra instancia reconozca el atentado contra derechos universales aceptados por el Ecuador en varios convenios internacionales.

NO ESTÁ FALLIDA

No puede declararse por tanto fallida la revocatoria, si no se presentan las firmas hasta el 19 de febrero; la opinión de 2 vocales del CNE en este sentido no está por encima de la sentencia de la C.C.

Pido a los miles de voluntarios guardar los formularios y firmas todavía no enviados, pues servirán cuando se reanude el proceso; o serán útiles para llamar a quienes hayan firmado, si imponen otros requisitos.

Una escaramuza no es una batalla. La resistencia, la protesta, la unidad y la revocatoria continuarán porque es la única vía pacífica y democrática de sacar al tirano. Ya no será en mayo. Pero tampoco será en 32 meses más. Si la Asamblea acata la sentencia de la Corte, haría una ley en 60 días y podríamos revocar el mandato de Correa en octubre o noviembre. Ojalá el cáncer hasta entonces no haga metástasis.

Pero el país entero deber tener en claro que estos procesos no los pueden normar una Corte Constitucional entregada al jefe de Estado y un órgano electoral tendido como alfombra roja para su paso.

TRAMPA LISTA

La próxima consulta nacional de 10 temas no puede seguir, no debe seguir en manos de 2 entes abiertamente arrodillados ante el poder Ejecutivo. Eso aseguraría que se consolide la dictadura usando mecanismos legítimos pero con insumos totalitarios como se prueba grotescamente en la nueva regulación para la revocatoria: que se convoca, si el revocado quiere, no si el revocante lo pide; que va, si Correa quiere, no si 1`579.465 ciudadanos lo piden.

Los asambleístas independientes y democráticos deberían enjuiciar políticamente al CNE por violar el art. 117 de la Constitución y atentar contra los derechos ciudadanos al interpretar el 61 #6 con carácter restrictivo, contrario al sentido de esta Constitución.

La oposición no puede aceptar en adelante cualquier proceso electoral con árbitro, no solo vendido, sino que adecúa las  reglas para camuflar su venta. Si lo hace, permite la perpetuidad de un dictador, como en Venezuela.

Este boicot a la revocatoria, (lo advertí), es un anticipo de lo que se aprestan a forjar para la consulta, en el afán de complacer a Correa primero y luego anularle los votos en contra.

Las autoridades electorales y constitucionales estaban descubiertas: ahora están desnudas  en striptease inconstitucional para complacer al tirano.

SUICIDIO

El plazo para entregar las firmas para la revocatoria de Correa no vence ya febrero 19; una ley que haga la Asamblea fijará el nuevo plazo. No voy a entregar antes de eso las firmas para infringirnos una doble derrota: que con seguridad, por un reglamento ilegal hecho con dedicatoria, anulen 400 mil firmas; y que además, delaten a quienes han firmado, como lo hicieron en Venezuela.

Exponer a la persecución a 2 millones de personas sabiendo que su deseo sería respetado, tenía sentido; hacerlo sabiendo de antemano que serán burladas, es un suicidio. Y aquí debemos seguir vivos y libres para recuperar la democracia.

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

1 comentario en “Carlos Vera suspende recolección de firmas”

  1. No digan que no se los dije:
    esto es más o menos asi:
    se los explico:
    Yo hice la ley, yo soy la ley
    si no me gusta la ley, yo la cambio
    pero a mi nadie me cambia.

Deja un comentario