Alcohol adulterado con metanol salió de la empresa Velatami

Velatami, empresa ubicada en Durán (Guayas), fue identificada por la Fiscalía General como la que sería la mayor productora y distribuidora del licor con metanol que desde mediados de julio ha matado a 50 personas e intoxicado a otras 244 en el país. Por este caso existen 7 detenidos, 9 con orden de detención, 9 instrucciones fiscales y 32 indagaciones previas.

50 muertos por alcohol adulterado con metanol
La Fiscalía señaló a Velatami como el origen del alcohol adulterado

Según las investigaciones, en Velatami, gerenciada por Licho Velásquez, quien tiene orden de prisión, se mezclaba el alcohol etílico con agua y metanol, para luego distribuirlo a Tungurahua, Los Ríos, Bolívar y al parecer a otras provincias.

El resultado del trabajo conjunto de las fiscalías provinciales fue explicado ayer en Quito por el fiscal general, Galo Chiriboga, quien anunció una profunda investigación para desmantelar las fábricas que serían las responsables de la intoxicación con trago adulterado.

El fiscal también pidió que se extiendan las indagaciones a los inspectores de Salud de las jurisdicciones donde han encontrado irregularidades. “Concretamente en el caso de Tungurahua operaba la fábrica de forma clandestina a vista y paciencia de las autoridades”, señaló.

Según las investigaciones, Álex Lescano compraba el licor adulterado en Velatami y sin un registro contable lo comercializaba a la fábrica El Tentador, ubicada en la parroquia Augusto Martínez, de Ambato (Tungurahua), donde se elaboraban los vinos Tentador durazno y Tentador frutilla, causantes de la muerte de varias personas.

Mientras, en Ambato, el juez 3º de Garantías Penales emitió la orden de prisión preventiva contra Jaime Santiago Ullrich Hidalgo, Tomás Ricardo Soria Cepeda y Álex Damián Lescano Vaca, supuestamente vinculados a vinos Tentador. Al momento los busca la Policía.

Respecto de la detención y posterior libertad de Jaime Enrique Ponce, representante legal de la fábrica clandestina en Picaihua que producía el licor Papelito, el fiscal Ángel Ocampo cuestionó “que la Intendencia de Policía (de Tungurahua) no haya coordinado los operativos con la Fiscalía”. Mientras, el intendente Álex Valladares explicó que, más allá del delito de falsificación y adulteración de bebidas de acuerdo con la Ley de Defensa del Consumidor, contra Ponce se abrió un expediente que busca el pago de daños y perjuicios.

La Fiscalía General también determinó que la sustancia elaborada por Velatami se expendió en Los Ríos, donde Luis Vera Valverde la distribuía a Wilfrido Vera y este lo vendía a Néstor Jiménez y Julio Gavilánez, quienes finalmente lo comercializaron a las víctimas mortales que en esta provincia ascienden a 20.

Otra provincia adonde llegó la mezcla mortal fue Bolívar, cuyo distribuidor era David Rodríguez. Las investigaciones, además, se realizaron en Azuay, en donde hubo once víctimas fatales que compraron el trago con metanol en mercados de Cuenca.

Desde el 29 de agosto hasta el pasado domingo, el Gobierno recuperó 111.000 botellas de licor adulterado en el país, dentro de la campaña para sacar del mercado catorce marcas con metanol, informó el ministro de Salud, David Chiriboga, en su cuenta de la red social Twitter. Ello supone el 22% de lo que el Gobierno estima que se halla en circulación. Antes de la campaña, el secretario de Estado sostuvo que habría 500.000 litros de licor con la sustancia.

En Cotopaxi se recuperaron 10.220 unidades y en Tungurahua, 25.106.

Penalización

Desde ayer rige la penalización de hasta cinco años de prisión para quienes expendan licor adulterado con metanol, por lo que ayer se intensificaron los operativos para el decomiso de las catorce marcas, cuyas pruebas determinaron que contenían la sustancia fatal.

Campaña

El domingo terminó la campaña Entrega una botella de licor y salva una vida, con la cual las autoridades pagarán $ 0,80 por cada litro del licor. Para ello se destinarán $ 400 mil.

Fuente: El Universo

¿Qué te pareció esta noticia?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario